Bill Viola

Resulta que el videoarte es un género en alza. ¿Un videoartista famoso? Sin ir más lejos Steve McQueen, que antes de dirigir
El estreno de Tristán e Isolda en el Teatro Real se saldó con un aplauso entusiasta pero no del todo entregado del público, que tras cinco horas (cuatro de música y una de descansos) parecía tener prisa por volver a casa. El coliseo asistió a un diálogo entre el el drama operístico y una creación audiosivual y puso la conversación al servicio de una partitura que ya en 1865, cuando se estrenó en Múnich, era radicalmente moderna.
"La ópera siempre es demasiada información, más de la que podemos llegar a comprender. Por eso me gusta, en comparación con