campana-electoral

No se han encontrado datos que permitan identificar a los responsables de los envíos.
Se trata de uno de los puntos suscritos entre Almeida y Villacís en su acuerdo de Gobierno.
Los ultras congregan m√°s simpatizantes y m√°s seguridad que la presidenta madrile√Īa: hasta 16 furgones policiales por uno de la popular.
Seg√ļn el Tribunal de Cuentas, las subvenciones p√ļblicas no pueden cubrir esa cantidad.
La militancia de los partidos responde por cuarta vez en cuatro a√Īos al zafarrancho de las generales con cansancio y pocos cambios
El PP asegura que los n√ļmeros pertenecen a personas que se han mostrado dispuestos a recibir mensajes, aunque los usuarios lo niegan.
√öltimas llamadas al voto, especialmente "el √ļtil", de los partidos pol√≠ticos, divididos entre Madrid y Barcelona.
El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, blanco de las redes sociales.
Córdoba, Sevilla, Huelva y Málaga.
En la batalla por el 'relato', cada término cuenta y algunos valen doble. O triple.