Casa real jordana

Hamzah bin Hussein ha acusado a los líderes de su país de corrupción, incompetencia y acoso.