celos

"Mamá, se acabó, ya lo maté; si no es para mí no es para nadie", dijo la presunta asesina tras cometer el crimen.
También le clavó una llave en el brazo, le dio patadas y le pegó un mordisco en el muslo.
"Me dio la impresión de que es un poco golfo, sí, no sé por qué".
La v√≠ctima contin√ļa en estado cr√≠tico.
brangelinaSe dice que estos tiempos son de desconfianza y escepticismo. Cay√≥ el muro, con √©l los grandes relatos, "el fin de la historia" dijo Fukuyama. La ca√≠da de Brangelina es quiz√°s el √ļltimo ladrillo de ese basti√≥n de verdades contundentes.
Pinterest El 6 de junio Iker Casillas y Sara Carbonero salieron de la clínica con Lucas, su segundo hijo, en brazos. Ya han
celosLa demanda rígida e incuestionable de exclusividad, sexual y/o afectiva, podría ser el principal motor del comportamiento celoso. Tendemos a transigir con los celos moderados, con los propios y los ajenos. Sin embargo, a medida que aumentan en intensidad o frecuencia minan la autoestima, la confianza, la comunicación o la complicidad.
Todo eso que los ni√Īos nos muestran a tajo abierto, la dificultad para compartir -los juguetes pero tambi√©n a la mam√°-, lo seguimos viviendo los adultos pero de modo m√°s refinado. La madurez est√° m√°s lejos de ser la superaci√≥n de los afectos m√°s miserables, y m√°s cerca de ser una sofisticaci√≥n en el disimulo de estos.
El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 14 a√Īos de c√°rcel que le impuso la Audiencia Provincial de Barcelona a un
Muchas parejas se arriesgan con el peligroso juego de los celos. Sabemos que pueden ser muy destructivos pero seguimos provoc√°ndolos y reforz√°ndolos, d√°ndoles en unas ocasiones una inocencia que no tienen y en otras utiliz√°ndolos para jugar al amor (pero no para amar).
No existe esa vida rosa que nos inculcaron de peque√Īos en los cuentos que acaban con final feliz. Existe la vida que t√ļ deseas construir, esa de la que te responsabilizas, esa vida en la que, a pesar de las circunstancias y la adversidad, t√ļ te empe√Īas en ser feliz.
Las atractivas protagonistas de Cos√¨ fan tutte, la √≥pera de Mozart que se representa este s√°bado en el Teatro Real, suspiran por amor. Se consumen en una de las incertidumbres atemporales. ¬ŅMe quiere? ¬ŅLa o le quiero? ¬ŅC√≥mo reaccionar√≠a mi pareja o yo ante una relaci√≥n a distancia? Ese mar de dudas le gusta a Michael Haneke, pero √©l no deja ni un resquicio a la improvisaci√≥n.