ceta

cetaTras la aprobación en el Parlamento Europeo del Acuerdo Económico y Comercial entre Canadá y la UE,, y al margen de las consideraciones económicas y comerciales, sí procede advertir contra los riesgos de la degradación del debate político y de la brutal descalificación del parlamentario en función de lo que vote.
trudeau cetaSigo viendo al comercio como una forma de intercambio, de conocimiento y de contacto. En resumen, como una fuerza de progreso. El acuerdo comercial entre la Unión Europea y Canadá, además, ha sido tremendamente cuidadoso con los derechos sociales y económicos de los ciudadanos europeos y canadienses.
parlamentoUna amplia mayoría de eurodiputados, pertenecientes a casi todos los Grupos Políticos, excepto los representantes de la extrema derecha del Frente Nacional y de la extrema izquierda de la Izquierda Unitaria, hemos dicho NO al modelo insolidario y mercantilista de Trump de América first, hemos dicho NO al nacionalismo anti-europeísta de Marine Le Pen, y hemos dicho SI a un Acuerdo Comercial basado en valores y que sirva de referencia para otros Acuerdos.
cetaLa Gran Coalición ha dado luz verde al tratado neoliberal de la Unión Europea con Canadá en el Parlamento Europeo. Pero la jornada de movilizaciones vividas ayer en Bruselas y Estrasbugo contra este acuerdo ha sido excepcional, a pesar del último intento por desinflarlas de visibilidad al cambiar la fecha y lugar de votación con un mes de antelación. Ayer más que nunca, la sociedad civil ha vuelta a dar una lección. ¿Por qué tanta gente nos hemos posicionado en contra?
estanqueLos adalides del libre comercio pretenden decidir en cuartos oscuros, de espaldas a la ciudadanía, nuestro futuro y el de nuestros hijos. No vaya a ser que nos enteremos de que están poniendo todo en venta a precio de saldo para que unas pocas empresas sigan haciendo su particular agosto. Me vienen a la cabeza las películas de vampiros, decidiendo sobre el futuro de la humanidad en lugares lúgubres y oscuros. Vampiros que temen la luz del sol, como estos nuevos vampiros temen las filtraciones, la luz y los taquígrafos.