clasica-y-opera

-驴Por qu茅 le gusta la 贸pera? Es la m谩s potente de todas las artes. Las a煤na todas y eso me fascina. Cuando juntas las emociones
La 贸pera puede escucharse, contemplarse, casi olerse (los teatros, a veces para bien y otras para mal, tienen aura). Pero
Mozart es sensual, delicado, burl贸n, punzante. Una exquisitez universal. Mozart suele ser, adem谩s, una apuesta segura en la programaci贸n de las temporadas de 贸pera. La que este lunes ech贸 a andar en el Teatro Real apost贸 por Las bodas de F铆garo y una producci贸n sin riesgos escenogr谩ficos que recibi贸 una c谩lida acogida.
El universo de Antony and the Johnsons se parece a un cr谩ter lunar en torno al que orbitan los restos de una estaci贸n espacial. Antony Hegarty, el alma del grupo, canta en soledad a sus amigos, a sus padres y a la naturaleza que ha ido desapareciendo.
Basta con haber pasado cinco minutos con Curro para entender el salto al estrellato de Antony Hegarty. El alma de Antony
orfeo y euridice Un hombre semidesnudo respira con fuerza sobre el escenario. Es joven y est谩 muy delgado. Suda. Se le marcan las costillas cuando coge aire. Se llama Orfeo y canta 贸pera sin abrir la boca. Orfeo y Eur铆dice, la 贸pera de Gluck, se despidi贸 este lunes del Teatro Real con una funci贸n de gran belleza y sensibilidad
En el mito de Orfeo, un mortal en la liga de los dioses, su amada Eur铆dice muere dos veces. La primera, por la picadura de
Hay una abdicaci贸n reciente en la Corona. Si no, Pl谩cido Domingo bien podr铆a haber sido proclamado anoche Pl谩cido I. Quiz谩s ante ese grave riesgo para l铆nea sucesoria, Rafael Spottorno, jefe de la Casa del Rey hasta esta misma semana, acudi贸 puntual a la cita en el Teatro Real. No se sabe sabe si Gallard贸n, sentado unas filas m谩s adelante, guardaba bajo la manga un ejemplar de la Constituci贸n.
Pl谩cido Domingo sufre la maldici贸n de los Rolling Stones. En 1982 un recital del por entonces tenor y hoy bar铆tono coincidi贸
Si "el amor nos hace grandes y a煤n m谩s grandes nos hacen las l谩grimas", como se concluye en Los cuentos de Hoffmann (Les contes d'Hoffmann), estrenada este s谩bado en el Teatro Real, esbozar la talla de esta nueva producci贸n se convierte en una tarea pr谩cticamente imposible.