consenso-de-la-transicion

Las conversaciones para conformar una mayoría de gobierno que permita la investidura de Pedro Sánchez abren diferentes frentes
Anoche, cuando Mariano Rajoy agradec√≠a los resultados a sus seguidores le falt√≥ admitir la verdad m√°s dolorosa: "Espa√Īoles, el bipartidismo ha muerto". Tras sus expresiones de "inestabilidad" se encuentra el fin del bipartidismo, de la alternancia pol√≠tica, de un modelo de representaci√≥n y gesti√≥n que ha sido clave en la estabilidad y gobernanza.
manosLo que realmente deber√≠amos plantearnos es una revisi√≥n del acuerdo constitucional que nos permita un orden social pac√≠fico y justo en las coordenadas del siglo XXI. Es decir, necesitamos otro contrato con el que podamos renegociar el poder, la ciudadan√≠a y las relaciones entre ambos. Un contrato que, por supuesto, deber√≠a asumir las lecciones de casi 40 a√Īos de experiencia constitucional y que deber√≠a responder a una proyecci√≥n de valent√≠a que no fue precisamente la que caracteriz√≥ la transici√≥n.
pactos deCuando le reproch√© a Monedero que defendiera la supresi√≥n de Fraga como constituyente (las primeras elecciones democr√°ticas del 15-J de 1977 le hab√≠an dado 16 esca√Īos), Monedero se enfad√≥, tal vez con raz√≥n, por si de mis palabras pod√≠a deducirse que √©l estimara procedente ejecutar al ministro de Franco.
indignaci√≥nNos enga√Īan, nos utilizan, se aprovechan de nuestra buena fe. Pero, ¬Ņde d√≥nde salen todos esos pol√≠ticos tan diferentes a nosotros?, ¬Ņproceden de otra galaxia?, ¬Ņhan llegado a Espa√Īa en un platillo volante? ¬Ņacaso no han crecido a nuestro lado, no hemos tomado copas con ellos, no se han educado con nosotros y comparten nuestra forma de ser y nuestro sistema de valores?
2014-02-06-20131023sesioncontrol.jpgNo solo los votantes no ocultan su voto, sino que parece que algunas de sus se√Īor√≠as dejan de estar ciegos ante la realidad y son capaces de asumir el coste general que para la clase pol√≠tica tiene el continuismo del sexagenario Rajoy. "Me pateo la calle en Catalu√Īa y siento que la gente est√° harta de nosotros. Me lo dice todo el mundo. La corrupci√≥n y la crisis econ√≥mica han quemado a PP, PSOE y CiU sobre todo", a√Īade Josep S√°nchez Llibre, diputado s√©nior de CiU.
2014-02-06-20131023sesioncontrol.jpgNi bicicleta, ni barba, ni tup√©. Lo hipster de verdad es ser tr√°nsfuga. El cambio de chaqueta de toda la vida en su acepci√≥n moderna se vincula a la reorganizaci√≥n de fuerzas pol√≠ticas, consustancial a esta segunda transici√≥n que presuntamente liquidar√° el r√©gimen del 78, mientras que el denostado transfuguismo cl√°sico siempre ha se√Īalado a los pol√≠ticos que se pasan a otro partido con la intenci√≥n de provocar un cambio de poder y con intereses poco l√≠citos.
cerradurasCabe discutir el alcance de la victoria del PSOE en Andaluc√≠a; pero no el de la derrota del PP. El casta√Īazo del PP es fruto de la avaricia con que el PP se ha empe√Īado en ensa√Īarse con la sociedad espa√Īola. Desenga√Īando cruelmente a quienes se creyeron que iba a obrar el "milagro" cumpliendo su palabrer√≠a de "no tocar los pilares" de nuestro Estado social.
manifaEs tal el sofoco y el hartazgo de los √ļltimos a√Īos que los o√≠dos no atienden a razones. No hay sitio para las razones, porque huelen a cobertura. Es dif√≠cil que se atienda al argumento de que no todos los pol√≠ticos son iguales, cuando el listado de sospechosos, inculpados, c√≥mplices, encubridores, responsables jer√°rquicos u omisores es tan largo.