conservadurismo

Viendo Fanny y Alexander el otro día, la obra maestra de Igmar Bergman, me dio por preguntarme por qué nos hemos vuelto tan
40 a√Īos sin Franco brinda una perspectiva muy interesante sobre los 40 a√Īos con Franco. Es mucho tiempo sin √©l, pero buena parte de los espa√Īoles seguimos marcados por aquella Espa√Īa. Franco arruin√≥ la vida de millones de personas mediante la violencia, el crimen, la tortura, la c√°rcel, el exilio, la represi√≥n, la persecuci√≥n, la censura, la incultura, la humillaci√≥n, la marginaci√≥n, la injusticia, la crueldad y una educaci√≥n sentimental lamentable.
El bipartidismo como regla de convivencia se encuentra en un serio riesgo de ser sustituido, tanto en EEUU como en Espa√Īa. Lo que menos necesitan las sociedades occidentales en estos momentos de fragilidad es la escisi√≥n de los radicales conservadores en otros nuevos partidos.
En el documental de Ken Loach, El espíritu del 45, asistimos a un recorrido histórico en el que se describen las razones socioeconómicas por las que el partido laborista ganó las elecciones y su programa de acción política, precursor del ambicioso Estado del Bienestar.
Fa unes setmanes vaig poder llegir un article en què la política Sánchez-Camacho demanava que les subvencions ideològiques (vulgui el que vulgui dir això) anessin a les famílies. I què passa si no ets una família? No tens dret a la possible subvenció?
La pel√≠cula, brillantemente fabricada, en ning√ļn momento muestra inter√©s ni por las motivaciones que han dado lugar al conflicto de fondo, ni por las consecuencias de lo narrado, evitando cualquier relaci√≥n con una de las mayores crisis sociales y econ√≥micas que ha vivido Occidente desde hace d√©cadas.