constancio

Al Gobierno le irritan lo que considera que son rumores sobre el rescate de la banca española, pero no tiene intención alguna