contar historias

Estamos perdidos, como sociedad y como individuos. Releo Harry Potter, y entiendo su poder y su éxito. Hace falta recordar quiénes somos, lo hemos olvidado. Hemos dejado atrás esa dimensión mágica y poderosa que nos convertía en héroes de nuestra propia historia. Sin ella, la vida es insufrible y gris.