copa menstrual

Los productos m√°s populares desde hace a√Īos siguen siendo compresas y tampones.
Si todavía no te has lanzado, el planeta y tu salud lo agradecerán.
Si te da miedo que tu cama termine como una peli de Tarantino, esto te interesa.
La colaboradora de 'Zapeando' ha resuelto las dudas m√°s frecuentes sobre la copa menstrual.
Cristina Pedroche tiene acostumbrados a sus seguidores a compartir todo lo que le sucede en su vida cotidiana.  La colaboradora
Un hilo de tuits con miles y miles de compartidos.
"Me diagnosticaron síndrome del shock tóxico (o TSS), una enfermedad que puede conllevar duras secuelas o incluso ser mortal".
menstruation cupUna de las razones más importantes por la cual no triunfa entre las mujeres el uso de la copa menstrual es que seguimos teniendo reparos en ver, tocar y manipular todo aquello que corresponde a nuestra regla. Nos da asco usar algo que recoge la sangre. La menstruación sigue siendo invisible, no solo a nivel social y cultural, sino también a nivel íntimo.
Las mujeres, por ser mujeres, se enfrentan a barreras √ļnicas en lo que a su seguridad y su salud se refiere. Muchas de estas cuestiones no est√°n a nuestro alcance por estar culturalmente arraigadas, pero hay otras que s√≠ se pueden tratar y tienen soluciones f√°ciles y de gran impacto. En Kenia, el coste medio de un paquete de compresas es de 75 chelines (0,70 ‚ā¨). Aunque parezca una cantidad m√≠nima, la media diaria de ingresos para trabajadores no cualificados se sit√ļa en torno a 1 euro, lo que significa que las compresas no son asequibles para miles de mujeres.