crema-solar-ninos

Encuentra a un niño pequeño. Los reconocerás por sus 60 centímetros de estatura y por su forma de correr como maníacos alrededor de la casa con un puñado de comida (o lo que sea) en la mano y gritando: "¡Mío, mío! ¡Noooo! ¡Ahhh!" antes de darse de bruces con la mesita del salón.