crisis de liderazgo

Lo que empieza esta semana el PSOE ser√° un nuevo teatro en varios actos, un tri√°ngulo prodigioso con el que encontrar una excusa que le aparte de la responsabilidad de que los espa√Īoles tengamos que ir de nuevo a las urnas. Cuando fracase otra vez en su empe√Īo imposible, ser√° tarde. Disoluci√≥n, convocatoria... y listas.
Las posiciones de cada cual empiezan a asomar ya en el PSOE, y no apuntan nada nuevo, salvo que el nombre de Susana D√≠az se ha ca√≠do como favorita de hasta quien ha sido su principal valedor en los dos √ļltimos a√Īos, el mism√≠simo Zapatero. El ex presidente regresa hoy a Madina como si nunca se hubiera ido de su lado ni le hubiera traicionado con S√°nchez, de quien luego abjur√≥ para alistarse al "susanismo".
Como acostumbra a decir el presidente de Asturias, Javier Fernández, no hay vieja y nueva política, sino buena y mala. Y la ejercida por Sánchez no ha sido la más conveniente para que el PSOE vuelva a ser partido de gobierno. Lejos de reportar un sólo voto o mejorar su valoración en las encuestas, las negociaciones con las que ha ocupado el centro de la escena en busca de una investidura no han frenado la caída del socialismo.
La semana que acaba obliga a un repaso de todos los ne√≥fitos del madinismo.com, que son muchos. Zapatero, Bono, Blanco, Chac√≥n, Ximo Puig, Carmona, G√≥mez.. y la mism√≠sima Susana Diaz. Casi dos a√Īos ha tardado la 'reina de sur' en glosar con entusiasmo las aptitudes del vasco. Y es tan extremo el ahora sobrevenido elogio de quienes participaron activamente en la derrota de Madina frente a S√°nchez en 2014 que al escucharles uno dir√≠a que no hubo m√°s y mejor socialista en Espa√Īa desde Largo Caballero.
Empezamos a√Īo y seguimos sin saber qui√©n nos va a gobernar. Es muy probable que adem√°s de las gallegas y las vascas que tocan