crisis de los 40

emprendedoraCumplí el 9 de octubre mi cuarentena y, sinceramente, yo me siento como a los 27 en pleno Erasmus, pero en versión adulta más cansada, con dos niñas preciosas, casada y tratando de vivir de mi talento. No está nada mal. ¿Pero qué ha pasado en estos años y cómo se han ido tan rápido?
Mantén altas tus expectativas y vive cada día como si fuera el último día de tu vida. No pospongas la alegría; no te lamentes por todo. No dejes que la gente te pisotee. Sea quien sea. Los "te quiero" nunca están de más si se los dices a tus seres queridos. Aprende de tus errores.
Después de unos cuantos años de no ser capaz de leer la letra pequeña me he rendido y he comprado mi primer par de gafas de cerca. "Primeras gafas para leer", informé al cajero, solo para demostrar que no me daba vergüenza. "Mi madre usa las mismas", sonrió. Y estoy hecha polvo.