crisis de los tulipanes

En 1610 el puerto de Ámsterdam se trasformó en el centro del mundo. Un día llegó una flor desconocida en Europa: el tulipán. La alta sociedad lo convirtió en signo de distinción. Todos querían tener un ejemplar. Una casa por un tulipán, 15 años de sueldo por 10 tulipanes.