crisis-del-regimen-del-78

Hace tiempo que el Estado Social que se proclam√≥ en el primer√≠simo de los art√≠culos de la Constituci√≥n Espa√Īola de 1978 salt√≥ por los aires. Va siendo hora de certificar su defunci√≥n. En los √ļltimos a√Īos, poco a poco, mediante la adopci√≥n de decisiones pol√≠ticas y normativas estrat√©gicas, se ha ido desactivando el contenido de todas y cada una de las previsiones constitucionales que serv√≠an para garantizar la efectividad del Estado social, haciendo que la forma de estado constitucionalizada sea irreconocible.
solEs posible que algunos vieran venir el 15M. Desde luego, no fue mi caso. Tengo la impresi√≥n de que quienes est√°bamos vinculados a las organizaciones sociales, empe√Īados en resistir el impulso neoliberal del Gobierno sin encontrar muy bien c√≥mo, especialmente en territorios como el de la Comunidad de Madrid, √©ramos particularmente incapaces de intuir por d√≥nde vendr√≠a lo que consider√°bamos imprescindible y que no √©ramos capaces de poner en marcha. No entend√≠amos por qu√© no ocurr√≠a, cu√°les eran las teclas que no est√°bamos pulsando.
germ√°nEl fil√≥sofo Germ√°n Cano, profesor de la Universidad de Alcal√° de Henares y miembro, por el √Ārea de Cultura, en el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, acaba de publicar su nuevo libro Fuerzas de flaqueza: nuevas gram√°ticas pol√≠ticas (2015, Catarata).
marchaA veces hay gente valiosa que toma decisiones y caminos que no se comparten. Partimos de planteamientos diferentes, de distintas vías para ganar. Nosotros creemos que la clave de nuestra época, de la crisis de régimen y la posibilidad de imaginar el cambio político en nuestro país fue que el 15M apuntase a una identidad popular nueva, compartida por mucha gente que no comparte etiquetas, ni venía de votar lo mismo, o no votaba.
¬ŅAcaso no son importantes los terrenos que estudia el PSOE en su reforma de la Cosntituci√≥n? Lo son, sin duda. Y cambian cuestiones importantes, ¬Ņqu√© duda cabe? Pero no estamos tan seguros de que con ellas se dispongan realmente los escenarios innovadores y valientes que no solo modifiquen procedimientos, sino que transformen la mentalidad ciudadana y nuestra pol√≠tica a trav√©s del acuerdo jur√≠dico de la vida p√ļblica. Y de eso debe tratar una Constituci√≥n, ¬Ņno?
pactos deCuando le reproch√© a Monedero que defendiera la supresi√≥n de Fraga como constituyente (las primeras elecciones democr√°ticas del 15-J de 1977 le hab√≠an dado 16 esca√Īos), Monedero se enfad√≥, tal vez con raz√≥n, por si de mis palabras pod√≠a deducirse que √©l estimara procedente ejecutar al ministro de Franco.
2014-02-06-20131023sesioncontrol.jpgLos nuevos líderes, con sus demandas de regeneración, han puesto de moda un debate muy viejo: si a la política uno llega para quedarse hasta la jubilación o es una actividad transitoria en la vida laboral. En la calle parece haber unanimidad en que uno de los problemas de la corrupción es perpetuarse en el cargo y creerse intocable.
podemosAunque parezca increíble, es posible afirmar que no ha existido ninguna política cultural en la Comunidad, o más concretamente, que no ha existido una política cultural que piense en la cultura, en la gente y en sus profesionales. Al contrario, la cultura se ha utilizado para extraer beneficios económicos y políticos inmediatos.
politicosnormalesApuesto por políticos normales, aquellos que siguen manteniendo sus amistades fuera de los círculos políticos, aquellos que escuchan de forma permanente a los ciudadanos y cuya empatía les permiten entenderlos, aquellos que cuando hacen cosas normales siguen pareciendo normales.