crisis migratoria

pequeños grupos de migrantes y refugiados han intentado cruzar hacia Grecia junto al puesto fronterizo de Kastaniés.
El presidente turco se niega a acoger a más inmigrantes y rechaza el dinero de la UE.
Está acusado de “secuestro de personas” y “abuso de poder” por bloquear en agosto el desembarco en Italia de 131 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo.
Mientras las autoridades “se pasan la pelota”, varias familias solicitantes de asilo viven desde hace días en la calle.
La nueva cartera de la Comisión Europea que ha generado escepticismo y críticas a partes iguales.
De ahí serán trasladadas a Francia, Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Rumanía.
Actualmente los menores no pueden estar más de 20 días retenidos.
Huyen de su día a día, en el que la guerra y la esclavitud son el factor común.
El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, pide a Madrid que se haga cargo y acelere el mecanismo de distribución.
Entre los días 1 y 10 de agosto las embarcaciones Open Arms, Ocean Viking y SOS Mediterranée rescataron a 245 personas, 57