cruz roja

Seg煤n ha recogido 'AFP', el director general del CICR, Robert Mandini, ha defendido que "el m谩s m铆nimo error podr铆a desencadenar una devastaci贸n".
Lo que le faltaba a una tierra donde el 70% de los hogares no cubren sus necesidades b谩sicas, donde la guerra sigue y los derechos b谩sicos se pisotean a diario.
Ya est谩n en Zaporiyia, hasta donde han llegado con lo puesto, tras dos meses de asedio ruso.
La pandemia ha acelerado la digitalizaci贸n del mercado laboral y ha dejado atr谩s a quienes ya ten铆an dificultades: 鈥淵a no se hace nada presencial鈥.
Lo 煤nico bueno del encuentro entre Putin y Guterres, que discrepan radicalmente respecto a Ucrania.
"No aguantan m谩s. Estamos pidiendo urgentemente un acuerdo humanitario. La gente necesita seguridad y comida. Y las necesitan ahora", denuncia Cruz Roja.
鈥淢illones de personas necesitan desesperadamente agua, alimentos, ayuda m茅dica de emergencia, electricidad y alojamiento鈥, mientras sigue el reguero de refugiados.
Los dos altos el fuego previos para sacar a civiles del pa铆s han sido un desastre, violados por insistentes ataques de Mosc煤. Ucrania tacha de "inaceptable" que solo conduzcan a territorio ruso y bielorruso.
Sirvan estas palabras para que el nombre de Luna Reyes no naufrague en el olvido.
La imagen de esta joven voluntaria de Cruz Roja abrazando a un migrante exhausto ha llegado a Reino Unido.