dar a luz

Amanda Fulton, de 45 años, nos cuenta su historia. Redactado por Amy Packham según le fue explicado. Dar a luz a mi hijo
Se encontraba haciendo escala en Estambul en un viaje de Estados Unidos a Alemania.
Twitter Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS! "Perder el deseo es un clásico. En ese momento hay muchos
Hay cosas extrañas y luego está dar a luz en menos de un minuto a las puertas de un hospital. La británica Jessica Stubbins
177244723La primera vez que me quedé embarazada, me preparé para los cambios que sabía que tendría que pasar. Empecé a echarme crema para las estrías y me compré una bolsa de caramelos que ayudan a llevar mejor las náuseas. Esos eran los cambios que me esperaba: una tripa más grande y unas pocas semanas vomitando. Me equivoqué.
Antes de quedarte embarazada, ¿creías que te convertirías en una silueta redondeada angelical con muchas ganas de estar en casa y un montón de magdalenas a medio hornear? Pues no, el milagro de crear vida conlleva algunos secretillos asquerosos y muy raros de los que nadie nos habla.
Mi marido y yo aprendimos muchísimo en los meses en los que fuimos a clase de preparación al parto, pero resultó que había un montón de cosas más que ocurren antes incluso de que abandones el hospital y que no habíamos aprendido. De hecho, nadie se dignó a contárnoslas.