debate federal

No es un problema de Catalu√Īa. El descontento es general por diferentes motivos y, en consecuencia, es un problema de Espa√Īa. Adem√°s, entre el independentismo de unos y el inmovilismo de otros nos pueden llevar al desastre. Desde la sociedad se debe de intervenir. No podemos permanecer como meros espectadores. Es demasiado importante lo que nos jugamos.