declaraciones-homofobas-jorge-fernandez-diaz

Mi marido y yo nos levantamos el lunes amenazando la pervivencia de la especie. Un par de veces. Esa tarde me acord√© de mi t√≠a Feli, que estuvo intentando perpetuar la especie durante d√©cadas y no hubo forma: mi t√≠o Jorge no perpetuaba nada m√°s que sus borracheras. Y de Marta y Mar√≠a, que han adoptado a una preciosa ni√Īa china. Habl√© con Jos√©, mi amigo el cura, que amenaza la pervivencia casi constantemente y con mi vecina Juana y su marido Carlos, que se casaron a los setenta y seis.