democracia interna partidos

La escasa participaci√≥n en los procesos de primarias internas de los partidos pone de manifiesto que el procedimiento est√° viciado en origen porque solo posibilita la elecci√≥n entre quienes tienen la posibilidad de presentarse. Y solo pueden presentarse quienes disfruten de una liberaci√≥n econ√≥mica org√°nica o institucional y puedan dedicarse a tiempo completo a desarrollar una campa√Īa electoral interna, lo que no est√° al alcance del com√ļn de los afiliados.
Nunca desde la Transición se ha reclamado tanto en la calle más democracia, participación ciudadana, horizontalidad, transparencia
Se invita a la ciudadanía a participar, e incluso a elegir candidatos y candidatas, acercando la política a gente que puede mirarlos desde la desconfianza. Los partidos no deberían ser más que asociaciones de personas que buscan cambiar la realidad desde sus planteamientos ideológicos: nada que ocultar.