derecho al aborto

La ley de 1967 que liberalizó el aborto en Inglaterra, Escocia y Gales nunca se aplicó en el Úlster.
En Espa√Īa, la interrupci√≥n voluntaria del embarazo es legal, pero sigue siendo tab√ļ: "Sientes que est√°s haciendo algo sucio".
Mientras que Argentina estudia un proyecto de ley para legalizar el aborto, Estados Unidos sigue dando pasos atr√°s. ¬ŅC√≥mo est√°n las leyes del aborto en el mundo?
El gobernador del estado estadounidense de Arkansas ha firmado este jueves una ley que podría permitir a un marido impedir
abortoLegalizar el aborto no es cuesti√≥n de creencias, tab√ļes o religi√≥n. El aborto es una cuesti√≥n de salud p√ļblica, y debe tratarse como tal. Tu opini√≥n no cambiar√° el hecho de que las mujeres que no quieren tener hijos -mujeres religiosas, madres, adolescentes, mujeres pobres, ricas, casadas, solteras, trabajadoras y desempleadas- aborten a diario.
Hoy, gracias a la presi√≥n en las redes sociales, los siete eurodiputados y eurodiputadas del PSOE, y uno de los eurodiputados de ciudadanos, han tenido que modificar su voto, alegando que hab√≠a sido una equivocaci√≥n. ¬ŅQuiere eso decir que le van a pedir a Pitella, jefe del grupo socialista europeo, y a los 156 eurodiputados socialistas que rectifiquen su voto, para que se apruebe una enmienda nuestra y se garantice la seguridad a estas mujeres?
mujeresCuando las mujeres llevan a cabo actos de blasfemia, como el de FEMEN en la Catedral de la Almudena, cuestionan el papel que la religión les reserva: el de sierva, el de sometida a la voluntad de Dios. Como feministas, nos negamos a permanecer sumisas a ese sistema que abandera una mujer oprimida, nacida para ver, oir y callar lo que ordene la Iglesia.
abortoEn Amnist√≠a Internacional creemos que el no ofrecer a esta peque√Īa tan vulnerable todas las opciones a su disposici√≥n, incluida la opci√≥n crucial de interrumpir el embarazo, equivale a tortura, y constituye una violaci√≥n flagrante de sus derechos humanos.
En el catálogo de razones que se están dando para reclamar la retirada de la obra es recurrente el argumento de que atenta contra la libertad de los católicos. Quizá cabría pensar que los ofendidos son tan sólo un determinado grupo, ya que no todos de católicos están en el mismo saco ideológico.