derecho al olvido

Este viernes empieza a aplicarse una nueva regulación a nivel europeo que eleva las sanciones.
zapata2Algunos deben creer que Internet, al contrario del papel, más tangible, se lo traga todo y lo hace desaparecer. Pero sabemos que no es así la cosa. Los comentarios más peregrinos que hicimos hace una década o las fotos de una juerga que nos corrimos en la despedida de soltero del amigo siguen ahí tanto tiempo después, y eliminarlos es poco menos que imposible. Lo que ahora les pasa a Soto y a Zapata, que ya ha dimitido como concejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, nos muestra que lo que circula en las redes no es un juego.
Llegará un día en el que no estar indexado por Google signifique no existir y en el que las fotos vergonzosas de Facebook nos parezcan aceptables (igual que hace unas décadas el sexo antes del matrimonio era escandaloso y hoy es normal). Pero, pase lo que pase, confío en una reconciliación entre la privacidad y la libertad de expresión, dos pilares en cualquier democracia.
Síguenos en Twitter Ve a nuestra portada   Síguenos en Facebook   Después de dos semanas sin pistas sobre la desaparición
La ministra Mato acapara titulares y portadas... "Mato se va para que siga Rajoy". En estos términos de supervivencia política
La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el caso Google es un punto de inflexión importante. Algunos ven en ella un triunfo del derecho a la privacidad. Otros consideran que es la mayor amenaza a la libertad de expresión que hayamos presenciado en décadas.
Google ha habilitado una web para que los ciudadanos europeos ejerzan su derecho al olvido en internet. Tras la reciente
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha reconocido esta semana en una sentencia el llamado "derecho al olvido
Creo que es una buena noticia la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, dando la razón a Mario Costeja y obligando a Google a estudiar caso por caso las peticiones de particulares que quieran retirar informaciones lesivas, pero intrascendentes socialmente, referentes a su persona.
La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en el caso que enfrentaba a Google y el Reino de España