dilma rousseff

michel temerLos brasile√Īos no suelen ir al grano y tienden a evitar conflictos. Michel Temer, el presidente en funciones de Brasil, es exactamente as√≠. Hay muchas historias sobre su temperamento. Una de ellas le vali√≥ el apodo que sigue aguantando hasta la fecha: mayordomo de pel√≠cula de terror.
Ve a nuestra portada Instagram Pinterest Una de las mujeres que se ha manifestado contra Temer En el plano social, ha subrayado
Dilma Rousseff ha defendido este jueves su inocencia tras haber sido apartada temporalmente del cargo de presidenta de Brasil
El Senado brasile√Īo ha dado este jueves luz verde al juicio pol√≠tico contra Dilma Rousseff, que ser√° suspendida de la Presidencia
Instagram El Senado de Brasil ha aprobado este jueves someter a un juicio político a la mandataria Dilma Rousseff y la ha
Twitter Instagram Pinterest El Senado brasile√Īo decide este jueves si procede abrir un juicio pol√≠tico con fines destituyentes
La pol√≠tica brasile√Īa est√° que arde. El vicepresidente, Michel Temer, ha revelado ya los nombres de algunos de quienes ser√°n
rousseffTodo empez√≥ el domingo en la noche, cuando Piedad C√≥rdoba escribi√≥: "Quienes en Colombia cuestionan a Dilma, olvidan un peque√Īo detalle: 55 millones de personas votaron por ella". Tras semejante declaraci√≥n escrib√≠ dos trinos en los cuales dije que esos millones de electores estaban siendo traicionados de alguna manera por la mandataria y, adem√°s, me refer√≠ al hecho de que una votaci√≥n, por muy alta que sea, no es una patente de corzo para ning√ļn gobernante.
dilmaEl Gobierno de los EEUU ha mantenido discreción acerca del intento de golpe, pero casi no hay dudas de cuál es su postura aquí. Siempre ha apoyado golpes contra Gobiernos izquierdistas en el hemisferio, incluyendo -solo durante el siglo XXI- a Paraguay en 2012, Haití en 2011 y 2004, Honduras en 2009 y Venezuela en 2002.
temer dilmaEl vicepresidente Temer ha convertido el juicio pol√≠tico en unas elecciones; ni siquiera los m√°s cr√≠ticos del Partido de los Trabajadores pueden negarlo. Esto es un golpe. Y que no se enga√Īen los entusiastas de la destituci√≥n, porque dar√° lugar a brutales batallas en la sociedad brasile√Īa.