dimision-de-gallardon

驴Seguir谩n los obispos "aconsejando" en hojas parroquiales, alocuciones episcopales y cartas pastorales votar a aquellos partidos "que defienden la vida" y no votar a los que mantienen la actual ley del aborto?驴Qu茅 nuevos subterfugios y artificios tendr谩n que inventar para seguir incitando a su reba帽o a votar al PP?
驴Te preguntabas a qu茅 se iba a dedicar Gallard贸n tras su dimisi贸n? Pues ya tienes la respuesta. El exministro de Justicia
Las Angry Women, poderosas y vigilantes, sabemos que no debemos bajar la guardia. Esa visi贸n reaccionaria y caduca que parece haberse venido abajo con la dimisi贸n de Gallard贸n puede revitalizarse en forma de recurso en el Tribunal Constitucional sobre la actual ley vigente.
gallard贸nEn realidad, la vergonzante desactivaci贸n de la amenaza de la "Ley Gallard贸n" no supone en ning煤n modo que el Gobierno del PP haya dejado de maquinar nuevas vueltas de tuerca contra el T铆tulo I de la Constituci贸n ("Derechos y Libertades"). Todos los colectivos de la Administraci贸n de Justicia -adem谩s de los abogados de Espa帽a- arden en malestar ante el deterioro de las constantes vitales de la garant铆a jurisdiccional de los derechos.
2014-02-06-20131023sesioncontrol.jpgEl aborto se deja as铆 en manos del Tribunal Constitucional, donde su presidente, Francisco P茅rez de los Cobos, lleva tiempo frenando las pretensiones del magistrado ponente sobre el recurso del PP, Andr茅s Ollero. "Hasta cuatro veces ha rechazado P茅rez de los Cobos el texto que Ollero tiene en el caj贸n ya terminado esperando a que esto se solucionara" explica una fuente del PP que ha seguido muy de cerca el proceso de la salida de Gallard贸n y conoce los entresijos del Constitucional.
Dimitir no es un nombre ruso, dice la pintada. La ministra de Sanidad saliente, Ana Mato, ha devuelto actualidad al verbo