diseno

El vendaval que vivimos nos est√° cambiando a todos. Y los dise√Īadores son los primeros que tienen que notarlo. Se van acabando ciertas frivolidades y hay una vuelta hacia la esencia, hacia los objetos √ļtiles pero bellos.
Estas rub√≠simas gemelas de 25 a√Īos (que de peque√Īas jugaban a turnarse ante la c√°mara en Padres Forzosos y pasaron gran parte