dublin

Una 'youtuber' había pedido pasar cinco noches gratis en el establecimiento a cambio de publicidad.
Instagram Ve a nuestra portada √Čchale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¬°S√ćGUENOS! TAMBI√ČN TE PUEDE INTERESAR As√≠ es
No. Definitivamente, no era el inicio de un apocalipsis zombie. Seg√ļn informa The Irish Times, el hombre de 24 a√Īos que muri√≥
Un joven de 24 a√Īos muri√≥ este domingo por la noche en pleno vuelo de Lisboa a Dubl√≠n tras ponerse nervioso y morder a otro
Menudo susto se llevaron los conductores de Santry (Dublín, Irlanda) cuando vieron aparecer ante sus ojos, en plena carretera
Un artista en serie anda suelto en Irlanda. Hace un mes, un impresionante mural a favor del matrimonio gay aparecía en el
Ve a nuestra portada   La catedral protestante de San Patricio en Dublín, iluminada de verde. Más allá de esta amplia gama
Pese a todo, si por cualquier motivo no puedes viajar esos d√≠as, siempre queda la opci√≥n de celebrar San Patricio a la espa√Īola
Somos los Millennials, los que obtuvimos la mayoría de edad al empezar el milenio 2000. Dicen que somos la generación más preparada de la historia, pero que pecamos de ser creídos y malcriados. Nos han hecho creer que podríamos llegar donde quisiéramos. Esto nos ha llevado a pedir más a la vida, a tener expectativas muy altas que raramente se ven satisfechas.
Se dir√≠a que el cine espa√Īol funciona bien en el exterior. Seg√ļn la FAPAE, en 2011 se recaud√≥ el doble en el extranjero que en casa debido a las coproducciones y el a√Īo pasado, Gonzalo Salazar-Simpson, presidente de los productores de cine hac√≠a hincapi√© en la necesidad de salir al exterior.
Kilmainham Gaol es un lugar histórico cuyas paredes hablan en voz alta del sufrimiento que padecieron sus reclusos y del tributo que pagó Irlanda por su independencia.
Huevos, leche, harina, mantequilla... Yo creo que para hacer tortitas no hace falta nada m√°s, ¬Ņno? Salgo del s√ļper y pongo rumbo a casa. ¬°A mi nueva casa! Andy, mi nuevo flatmate, que es irland√©s, me ha dicho que hoy vamos a celebrar el "Pancakes Tuesday". Estos buscan cualquier excusa para atiborrarse a hidratos de carbono...
Llaman a la puerta; es él. Yo me santiguo, que aunque no sea creyente. Le abro, y ya desde fuera, inspecciona cada rincón de la casa. Nada más entrar, posa su dedo índice en el rodapié, y no lo levanta hasta haber recorrido todo el perímetro del piso. Se gira hacia mí y me observa para asegurarse de que vea bien su dedo, envuelto en una bola de polvo.
Ser JESP es duro, -pese a que haya alguna lumbreras por ahí que opine que los jóvenes de hoy en día emigramos por espíritu aventurero-. Pero también es cierto que empezar de cero en otro país (en materia de hogar, de amigos, de trabajo y de dinero), te hace luchar más que nunca, y lograr objetivos que jamás hubieras imaginado alcanzar.
De peque√Īo pasaba mucho tiempo en la biblioteca. En una de mis incursiones por la secci√≥n de ciencia cayeron en mis manos las teor√≠as centrales de la f√≠sica moderna. En la primera p√°gina hab√≠a una cita: "La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del Universo".
Llevo currando en los medios desde los 19 a√Īos, muchas veces sin cobrar, siempre con la teor√≠a de que el que siembra recoge. ¬ŅY de qu√© me ha servido? ¬°Si estoy de dependienta en una tienda! Ya, ya s√© que hay unos 10.000 periodistas espa√Īoles en paro, y que adem√°s mi prop√≥sito es dif√≠cil.
Ay Paco. Mi querido Paco. Cu√°ntas noches cenando pescado envasado al vac√≠o. Cu√°ntas horas buscando en el s√ļper algo que no fuera salm√≥n o bacalao. No tengo ni idea de qu√© haces t√ļ, un Paco castellonense, vendiendo pescado en Dubl√≠n, pero tampoco me importa. Paco, por favor, no me abandones.
"Hello are you Ciaran? Nice to meet you!" Le doy la mano, que aquí lo de los dos besos no se lleva, y sin querer le doy un pisotón. Bfff , bien empezamos. (¡Ya os dije que soy muy torpe!). Me pongo roja pero él se ríe. Es el director de la revista online LeCool Dublín.
Somos la quinta nacionalidad que m√°s se ha dado de alta en la Seguridad Social irlandesa este a√Īo. S√≥lo nos superan Polonia, Reino Unido, Brasil y Ruman√≠a, por ese orden. Es evidente que no soy la primera JESP espa√Īola que llega a este pa√≠s, y me temo que tampoco ser√© la √ļltima.
Calculando, me doy cuenta de que con 25 horas de trabajo semanales ganaría unos mil euros netos al mes en Irlanda . Más de lo que mis amigos auditores, ingenieros, psicólogos y periodistas reciben en Madrid por 40 horas a la semana, que siempre terminan siendo 50.