duelo

El 15 de octubre es el Día mundial de concienciación sobre la muerte gestacional y perinatal.
La pérdida de un ser querido es quizás uno de los acontecimientos más impactantes que se produce en la vida de una persona.
El sector se ha tenido que reinventar.
El sufrimiento no garantiza sabiduría y lo que no mata no siempre hace más fuerte.
El duelo es un proceso cuya razón de ser es la adaptación de la persona a la nueva situación frente a la pérdida de un ser querido.
¬ŅC√≥mo acompa√Īarles en su expresi√≥n?
No he ‚Äúpasado p√°gina‚ÄĚ. Nunca lo har√©. Pero poco a poco, de forma dolorosa y a trompicones, he seguido adelante.
"Me siento desfallecida. Esa sesión ha sido más de lo que esperaba y estoy al borde de las lágrimas".
Hace seis meses que falleció su padre, pero el subconsciente le sigue traicionando.
Desde una muerte a una ruptura. Así se enfrentan los expertos a una pérdida.
El fallecimiento de un familiar o persona cercana puede convertir las fiestas en un calvario, pero hay estrategias para gestionar el duelo.
El 24 de julio, una orca llamada Tahlequah (también conocida como J35) dio a luz a una cría que vivió menos de una hora. Desde
Piénsalo mejor antes de dar el pésame diciendo que "se ha ido a un lugar mejor".
El hijo de la difunta compartió la imagen de la bóxer en Instagram.
Una voluntaria compartió la imagen que conmovió a sus vecinos.
‚Äú¬ŅQu√©, tomamos la √ļltima?‚ÄĚ
TAMBI√ČN TE PUEDE INTERESAR La alucinante (y viral) reacci√≥n de un mono ante un truco de magia Una orangut√°n se queda embobada
matthew hallSi pudiera volver a esos d√≠as, esas semanas o esos meses anteriores a la muerte de Patrick, lo √ļnico que s√© que har√≠a con certeza es llamarle por tel√©fono. Le dir√≠a que no s√≥lo le quiero porque es mi deber como hermano. Le quiero porque se lo merece. Merece luchar la pena por √©l.
entierroLa iglesia deber√≠a de ocuparse m√°s de humanizar la pastoral de las despedidas y el duelo y menos de prohibir, m√°s del amor y menos de la culpa, m√°s de acompa√Īar y menos de adoctrinar, porque cuando alguien sufre el tremendo dolor de la perdida necesita humanidad, amor y acompa√Īamiento, y no prohibiciones, sentimientos de culpabilidad, ni doctrinas.