economia-para-no-economistas

El d√©ficit comercial de Espa√Īa se ha reducido m√°s de un 70% desde el inicio de la crisis. En el a√Īo 2008, se situaba en 85.000 millones de euros; en 2012, cerr√≥ en apenas 25.000 millones. ¬ŅQu√© supone esta ca√≠da y qu√© factores la han determinado?
¬ŅPodemos culpabilizar a S&P o al resto de agencias de rating de iniciar la crisis financiera? En cualquier caso, es labor de los propios pa√≠ses o instituciones supranacionales la aceptaci√≥n de las agencias como agentes v√°lidos del mercado.
A modo de pueblo galo que evita a toda costa la invasión romana, existen entidades que se han negado a seguir el modelo de gestión impuesto globalmente en el sector financiero: las cooperativas de crédito. Parece que seguir modelos menos arriesgados y más vinculados al desarrollo económico territorial puede ser la poción mágica para sobrevivir a las crisis.
Las primas de riesgo, los diferenciales de deuda frente a Alemania, los spreads... La lista de conceptos financieros que han surgido durante la crisis es fruto de la diferenciaci√≥n que se hace del riesgo que asume un inversor por prestarle dinero a otros agentes, ya sean p√ļblicos o privados.
La guerra del pasivo se refiere a la competencia agresiva y autodestructiva que realizan las entidades espa√Īolas con el fin de captar dep√≥sitos. El Gobierno y el Banco de Espa√Īa han intentado parar esta guerra. No parece una mala noticia para el sector financiero, aunque probablemente lo sea para los ahorradores.
Desde diferentes sectores se ha hecho hincapi√© en la indefensi√≥n de colectivos que, tras quedarse sin vivienda, a√ļn deb√≠an dinero al banco. La soluci√≥n al problema debe buscarse de forma global, sin descartar la daci√≥n en pago, pero siempre bajo la propuesta de ideas racionales, serenas y que contemplen todas las variables.
Los Gobiernos de Francia y Alemania acordaron establecer, en plena crisis del √°rea euro y con la solicitud del primer rescate a Grecia, una pol√≠tica europea com√ļn para limitar las p√©rdidas del sector p√ļblico asociadas a procesos de rescate. Las CAC ser√°n una realidad a partir del pr√≥ximo 1 de enero de 2013.
"Todo necio confunde valor y precio". Esta cita de Antonio Machado se encuentra habitualmente en libros sobre valoración de activos financieros y es, también, una expresión recurrente en ponencias de expertos en gestión de activos financieros, lo que da una idea de la importancia de saber distinguir entre ambos.
Pese a las subidas de impuestos, el volumen de ingresos p√ļblicos todav√≠a se encuentra muy por debajo de las cotas de 2008, mientras que el aumento de algunos gastos, como el realizado en prestaciones por desempleo, est√° limitando la ca√≠da del gasto p√ļblico agregado.
Si bien en el d√≠a a d√≠a a esta sociedad se le da el nombre de "banco malo", este t√©rmino no resulta acertado, ya que aunque gestionar√° activos que proceder√°n de entidades bancarias, entre ellos pr√©stamos, y estar√° supervisado por el Banco de Espa√Īa, no se constituye como una entidad financiera.
En las √ļltimas semanas, hemos tenido oportunidad de leer en prensa m√ļltiples noticias relacionadas con la evoluci√≥n del empleo. Entre estas noticias encontramos un amplio abanico de t√©rminos como la tasa de paro, el paro registrado, la afiliaci√≥n o la ocupaci√≥n, que trataremos de explicar de forma sencilla.
Todos conocemos y empleamos en nuestra vida cotidiana el t√©rmino liquidez como la cantidad de dinero contante y sonante o con posibilidades de serlo en un plazo relativamente corto de tiempo pero, ¬Ņcu√°l es su significado y uso en el contexto bancario?
Se define como el aumento generalizado de los precios que tiene lugar en una econom√≠a durante los √ļltimos 12 meses. Si la inflaci√≥n en septiembre es del 3,5%, significa que la cesta de consumo de los hogares es un 3,5% m√°s cara que la adquirida en 2011. Con la misma renta, los hogares pueden adquirir un menor volumen de bienes o servicios.
Las necesidades de financiaci√≥n del conjunto auton√≥mico hasta final de a√Īo son superiores a 18.000 millones de euros. Queda pendiente de resolver la manera en qu√© las CC AA atender√°n a las amortizaciones de pr√©stamos y la financiaci√≥n del d√©ficit del 1,5% del PIB.
Ir m√°s all√° en los esfuerzos exigidos a los empleados p√ļblicos o no proceder a la actualizaci√≥n de las pensiones son medidas que reportar√≠an a las arcas p√ļblicas unos ahorros jugosos pero que presionar√≠an, m√°s si cabe, la capacidad de gasto de los hogares espa√Īoles.
Son muchas las noticias con las que hemos desayunado en los √ļltimos meses anunciando cambios en impuestos, y no todas f√°ciles de comprender. La √ļltima, la intenci√≥n del Gobierno de endurecer el tratamiento que reciben las plusval√≠as en el Impuesto sobre la Renta de las Personas F√≠sicas.
La l√≥gica del sistema capitalista neoliberal nos obliga a embarcarnos en una alocada carrera sin fin: pa√≠ses y empresas tienen que crecer hacia el infinito para evitar ser devorados por otras compa√Ī√≠as o naciones y, en definitiva, para que el sistema en s√≠ no colapse.
No es dif√≠cil leer o escuchar en los medios de comunicaci√≥n sobre las necesidades de capital del sistema financiero espa√Īol, especialmente porque su fortalecimiento ha sido uno de los puntos clave de las sucesivas reformas financieras que hemos ido conociendo a lo largo de estos a√Īos. Pero... ¬Ņqu√© es el capital?
Se crear√° en el plazo de tres meses y existir√° durante diez o quince a√Īos. Su objetivo ser√° extraer valor a trav√©s de su gesti√≥n e intentar vender, al mayor precio posible, los activos con los que se quede y que hoy perjudican la viabilidad de las entidades bancarias.
El "Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria" es un fondo que se creó a mediados de 2009 con 9.000 millones de euros y cuyo objetivo es reorganizar y solucionar los problemas de necesidades de capital existentes en el sistema bancario.