elites

marchaA veces hay gente valiosa que toma decisiones y caminos que no se comparten. Partimos de planteamientos diferentes, de distintas vías para ganar. Nosotros creemos que la clave de nuestra época, de la crisis de régimen y la posibilidad de imaginar el cambio político en nuestro país fue que el 15M apuntase a una identidad popular nueva, compartida por mucha gente que no comparte etiquetas, ni venía de votar lo mismo, o no votaba.
universidad A diario, las noticias hablan de una sociedad presente o futura en la que una sima cada vez más grande separa a una relativa minoría de gente a la que las cosas les van bien o muy bien y al resto, resignados a vivir de productos y servicios low cost y del Estado protector.
Las políticas socializadoras son ahora reaccionarias, los sindicatos están atrasados y, lo peor de todo, los trabajadores son los mayores enemigos del empleo de calidad puesto que, hambrientos y asustados, están dispuestos a trabajar a cambio de salarios absolutamente irrisorios.
M√°s all√° de las formas, su l√≥gica empresarial apenas var√≠a de la que se considera caduca, ya que se trata de un empresariado que vive fundamentalmente de los contratos con las administraciones p√ļblicas y, por lo tanto, de tener buenos canales de comunicaci√≥n con la pol√≠tica y los pol√≠ticos.
Las élites de la generación de la transición aparecen agotadas, como algo del pasado. Especialmente las políticas. Tal vez por su mayor presencia mediática. Nos parecen "los de siempre" y, ahora, sin capacidades para dar respuesta a los retos actuales.