emigracion-juvenil

se√ĪorkeetingEn empresas y universidades estadounidenses hay procedimientos claramente delimitados para que los profesores m√°s expertos gu√≠en a los m√°s jovenes, los profesionales m√°s veteranos a los reci√©n llegados y los docentes a sus alumnos fuera del aula. Es una obligaci√≥n del que sabe m√°s, del m√°s curtido, instruir en la toma de decisiones al que sabe menos, al m√°s inexperto.
Benjam√≠n Serra (Valencia; 1987) es periodista y estaba acostumbrado a hacer √©l las preguntas. Desde hace algo m√°s de un a√Īo
emigraciónjóvenesRecientemente me decía John Ellis, uno de los físicos más importantes del mundo, algo que me dejó de piedra: aseguraba que en su país, Inglaterra, los físicos son los terceros profesionales mejor pagados, por detrás de médicos y abogados. "¡Igualito que aquí!", no pude por menos que exclamar.
Fu√≠ a trabajar y m√°s tarde estudiar y sin mucha idea de ingl√©s. March√© de Dorr√≥n, un pueblito de apenas 1.300 habitantes, hacia una ciudad con un √°rea metropolitana de 9,5 millones. Al principio daba un poco de miedo, pero del sano. Qu√© gran cambio, ¬Ņverdad? Y qu√© gran oportunidad.
Las dos Espa√Īas actuales es una divisi√≥n atravesada por la edad. Como quiz√° no pod√≠a ser de otra manera, cuando a una generaci√≥n de j√≥venes infinitamente mejor preparada que sus padres se les dice constantemente que el futuro est√° fuera, se les dice lo que ya saben, lo que tienen incorporado.
Javier Rinc√≥n tiene 27 a√Īos y lleva dos en Berl√≠n, como responsable de Anal√≠ticas y Optimizaci√≥n de una empresa. Dej√≥ Espa√Īa
"Me llamo Benjamín Serra, tengo dos carreras y un máster y limpio WCs". Así de rotundo comienza uno de los textos que más
El Gobierno espa√Īol elimina el Consejo de la Juventud. Con buen criterio, pues para mandarlos al exilio s√≥lo es necesaria una buena red de transportes por todas las v√≠as posibles: tierra, mar o aire. Ah√≠ est√° la salida de la juventud de la clase media: en la frontera o el aeropuerto. Punto y final de una aventura que nos ilumin√≥ a todos. Ahora ya s√≥lo nos queda recordarla. La nostalgia. La nuestra.
Aqu√≠ el empresario siempre ha sido del capitalismo l√≠quido, por lo que ni siquiera ha apostado por una educaci√≥n-formaci√≥n l√≠quida, como se√Īala el soci√≥logo Premio Pr√≠ncipe de Asturias Zygmunt Bauman que ocurre en el mundo desarrollado de nuestros d√≠as, sino por una mano de obra l√≠quida y liquidable, f√°cilmente prescindible.
La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado este s√°bado que Espa√Īa tiene "dificultades inmensas" en la
Nadie discute que el principal lastre de la econom√≠a espa√Īola es el paro. Nadie cuestiona, tampoco, que uno de los colectivos
La precaria situaci√≥n de los j√≥venes en Espa√Īa, donde el paro juvenil es el m√°s alto de toda Europa, hace que muchos busquen