Empresas

En los últimos años fabricar en España se ha convertido en un verdadero lastre para las empresas, ya que según los expertos los costes son muy elevados. Sin embargo la demanda de productos de calidad con denominación de origen va en aumento y es ahí donde España tiene mucho que decir.
Cuando hablamos por Skype, mis padres me preguntan invariablemente por el estado de la economía estadounidense y sobre todo por la tasa de paro. Cuando les digo que en todo el país es del siete y medio por ciento y en el estado de Washington ronda el siete, se siguen sorprendiendo.