encierros

Los toros de la ganadería sevillana de Miura han completado la carrera la más rápida de las fiestas en 2 minutos y 12 segundos de duración.
El mozo ha sido arrastrado varios metros.
Las caídas han protagonizado momentos de tensión.
Se han producido dos momentos de peligro muy seguidos.
El ritmo ha provocado que varios mozos se vieran atropellados.
El más grave ha sido un hombre que se ha golpeado la cabeza contra el suelo.
No se han registrado heridos por asta de toro.
Ninguno de los trasladados reviste a priori de especial gravedad.
Se ha expulsado a 43 personas "por problemas de vestimenta o por estar ebrios".
Hay 11 hospitalizados, entre ellos un estadounidense con una importante cornada en la espalda.