endencias

La gala de los Globos de Oro 2015, en la que Boyhood y Birdman se repartieron los principales premios, no sólo ha dejado