enfermedades mentales

Las relaciones pueden ser difíciles para cualquier persona, pero para alguien que está luchando contra una enfermedad mental
Depresi√≥n. ¬ŅHas estado ah√≠? Quienes conozcan ese terreno dif√≠cilmente lo olvidar√°n. Las tareas b√°sicas se convierten en monstruos inoportunos imposibles de vencer. Mi mejor amiga sufre de depresi√≥n. Me rompe el coraz√≥n verla as√≠. Al principio, quer√≠a sacarla de casa a toda costa. Pero me equivocaba.
"Si te tomas un zumo no es ayuno". "Yo no puedo vomitar, me escuchan mis padres". Dos chicas en el metro se insultan a sí
La depresión a menudo no se ve, no se identifica o no se diagnostica. Tendemos a creer que las dificultades las llevamos clavadas como si fuesen una herida de guerra. No obstante, muchas de esas heridas no se muestran a las personas que no se toman el tiempo de observarlas.
meditaci√≥n sociedad est√° enferma. Tal vez siempre lo estuvo. Lo √ļnico que constato es el alto nivel de insatisfacci√≥n con todo que vivimos. Insatisfacci√≥n con la pol√≠tica y los pol√≠ticos, con los servicios p√ļblicos, con el trabajo o la falta del mismo, con la familia o su ausencia, con los dem√°s.
chica deprimidaHe sobrevivido al suicidio. No hablo sobre esto muchas veces. Hubo momentos en los que me sentí muy sola en mi pena y hubo momentos en los que me sentí perdida y confusa. El problema del suicidio es que nadie sabe qué decir ni cómo reaccionar. Nunca pronuncian la palabra.
La información no modifica la conducta; es la propia experiencia la que hace cambiar nuestros prejuicios. Por ello con este artículo no pretendo que cambies de parecer sobre esta complicada enfermedad llamada esquizofrenia. Tienes que experimentarlo por ti mismo y conocer a José.