escuela

Estudié en un colegio de monjas en los años 80 en una ciudad del sur. Recuerdo la clase en la que nos proyectaron una diapositiva
alumno agendaUna de las primeras medidas que propongo a los padres para convertir los suspensos en aprobados es aprender a usar bien la agenda. Parece una tontería, pero la gran mayoría de mis alumnos o no la usa o no sabe hacerlo y son pocas las familias que revisan las agendas de sus hijos a diario para saber qué tareas tienen pendientes.
niños leyendoLlegó la hora de sustituir la tradicional idea del lugar donde se guardan o nos esperan los libros por otra idea más ajustada a los mejores objetivos escolares y a los tiempos que nos atraviesan. No digo que no haya libros, digo que no ciñamos ese espacio a esa función ni a esa representación.
Twitter Instagram Buenos días, buenas noches, por favor, gracias, perdón. Son palabras simples que nuestros padres nos enseñan
escuelaLa ingeniería social (el sueño de una sociedad diseñada mediante un cálculo economicista en la que no sobren ni falten abogados o médicos) ha engendrado unos deseducadores muy bien educados que se baten a garrotazos por resolver una disputa que no está dentro, sino fuera de la escuela.
tazaFamilias, son ustedes el complemento imprescindible para nuestra labor docente. Si su hijo ha suspendido tres, cuatro asignaturas (las que sean), no pueden regalarle una videoconsola en Navidad: están creando adolescentes indolentes que creen que lo merecen todo por el simple hecho de ser ellos.
intitutoQuerido Pablo Poó: He leído tu carta, con cariño y mucha pena. Agradezco tu interés por mí pero lamento que andes tan desorientado... Ya que me espera una vida dura, agradecería que me permitieses ser feliz con 12 años. ¿Se puede seguir enseñando como hace cien años en un mundo en el que la enseñanza y la información están por todas partes?
Espero que estés fastidiado por haber suspendido. Si te da igual es una mala, muy mala señal. Siempre me preguntas lo mismo
Facebook Twitter En el estado de Washington (Estados Unidos) los inviernos son muy duros. Y John Lunceford, conductor de
teacher explainingEs poco frecuente encontrar esquemas conceptuales que sometan al verbo aprender a escalas inferiores. Estamos acostumbradísimos a verlo encumbradísimo, es un verbo canonizado, santificado. Y eso no le hace nada bien. Comprender es más que aprender -nos dicen-, y además es una cosa diferente.