espana-religion

Creerse o no el dogma cat贸lico de la Inmaculada Concepci贸n es una cuesti贸n estrictamente personal. Ahora bien, que en pleno siglo XXI sea a煤n d铆a festivo en el calendario civil de un pa铆s cuya Constituci贸n declara que ninguna confesi贸n tendr谩 car谩cter estatal es un desprop贸sito.