estado de bienestar

Dos millones de ciudadanos viven con la incertidumbre y el temor a quedarse sin casa.
Europa, comenz贸 su proceso de unidad contempor谩nea -antes hubo otros a espada, arco, ca帽ones, gas mostaza, sangre y fuego
Un grupo de 2.000 ciudadanos finlandeses elegidos mediante un muestreo aleatorio entre los desempleados del pa铆s se convertir谩n
estatuadelalibertadEl TTIP no es s贸lo un Tratado comercial sino que tiene una perspectiva constitucional en el doble sentido de que estructura unos principios de regulaci贸n y un modo de regular. Desde este punto de vista, va a suponer que tanto la regulaci贸n econ贸mica contenida en la Constituci贸n como preceptos de los Tratados europeos se van a ver afectados.
paraisoEn conclusi贸n, incumbe a la sociedad la obligaci贸n de dotarse de las herramientas necesarias y suficientes para hacer frente a uno de sus mayores retos: el fraude fiscal. Quiero pensar, quiz谩 con raz贸n, que recurrir al derecho penal debe ser el revulsivo de los estados democr谩ticos y de derecho cuando el de las 茅lites econ贸micas consiste en agrandar a煤n m谩s la brecha de la desigualdad. Es una cuesti贸n de decencia.
partenonSon cada vez m谩s las voces autorizadas que coinciden en que la evoluci贸n de Europa en las 煤ltimas d茅cadas ha desembocado, casi violentamente, en una gran encrucijada que se resume en optar entre una Europa social y universalmente solidaria, herencia de la posguerra, o una Europa financiera y utilitaria, impuesta t谩citamente por la realidad econ贸mica y geopol铆tica.
Guillem L贸pez Casasnovas es un conservador, catedr谩tico de econom铆a catal谩n y que, como 茅l dice, 鈥減or alguna carambola鈥 acab贸
Un accidente, una enfermedad imprevista, un parto con dificultades, un trastorno sobrevenido por causas diversas y un largo etc茅tera pueden ocurrirle a cualquiera. Y de repente, hay alguien que necesita apoyo, un apoyo ejercido por profesionales, adem谩s de la familia que act煤a como ha de ser: como una familia y no con una funci贸n que ha de ser ejercida por profesionales. Esta atenci贸n corresponde asegurarla al Estado, pero el Gobierno no cumple.
Las empresas deber铆an entender que las mujeres tenemos derechos iguales a los hombres, seamos o no madres, y por lo tanto queremos tener una vida profesional y una jubilaci贸n satisfactoria. Para ello pagamos nuestros impuestos y cotizamos a lo largo de nuestra vida. Esto tambi茅n forma parte del Estado del bienestar.
No es menor el simbolismo de Espa帽a en Chile, nuestra transici贸n democr谩tica y el modelo de bienestar que fuimos construyendo desde la vuelta de la democracia. A煤n hoy las pol铆ticas socialistas y socialdem贸cratas espa帽olas, la colaboraci贸n del PSOE en la transici贸n chilena, est谩n en un primer plano en el imaginario de izquierdas chileno.