estafa preferentes

Conozco varias personas que compraron preferentes. Ninguna de ellas es anciana, simple, disminuida física o psíquica, o iletrada -incluso una es una flamante, lógica, deductiva e inductiva profesora de matemáticas-; al contrario, si algo las caracteriza es su capacidad de comprensión y reflexión.