Evan Williams

Salvo en casos específicos, Twitter no genera tráfico. Este siempre ha sido el gran problema de este red: mientras Facebook ha tenido que inventar un algoritmo para limitar su efectividad y hacer que las marcas tuvieran que pagar, Twitter sigue buscando una manera de hacer que los usuarios hagan clicks, sin mucho éxito.