expatriados

Radiografía del voto rogado en campaña: dos millones de ciudadanos que residen en el exterior se enfrentan a una yincana para que su papeleta cuente. Tan difícil, que la participación ha bajado del 30 al 5%
El 28-A hubo varios problemas por el desbordamiento de solicitudes.
Tres jóvenes que emigraron con la crisis hablan de su vuelta a España: "Todo está hecho una mierda. Antes era la fiebre de los títulos, pero ya ni eso”
¿Te estás planteando mudarte al extranjero en 2017? Piénsatelo bien antes de ir. Aquí se incluye una lista de los 10 mejores
"La navidad es mucho más que felicitaciones y regalos". Es la idea principal del vídeo #NoHayNavidadSin que ha publicado
extranjeraA menudo leo acerca de las dificultades por las que muchos españoles viviendo en el extranjero pasan. Pero rara vez llegan noticias a España de la otra gran crisis que gran parte de los expatriados atraviesan. Se trata de una crisis de identidad, de no saberse/encontrase una vez despojados de idioma, nombre y lugar.
madrid barrio letrasTodos los septiembres, cuando todos volvemos a la rutina, se hace notar más tu ausencia. Siempre tuviste la inquietud de cerrar un capítulo de tu vida y dejar atrás Madrid; o por lo menos, poner el botón en standby. Siempre pensaste que lo harías con la pasión del que elige vivir una aventura. Una temporada viviendo en otra ciudad.
cocheItalia es un país que apetece descubrir brujuleando pueblecitos incrustados en las montañas, recorriendo ciudades maravillosas o playas deliciosas, y está claro que la mejor forma para no perderse un detalle es ir en coche por los diferentes tipos de carreteras. Pero conducir en Italia no es lo mismo que en cualquier otra parte del mundo. Lo que se ve allí es realmente diferente, por no decir temerario.
Se llaman Lorena, Óscar, Laura, Inma, Juan Manuel, Sara y María José. Son españoles y viven en Hamburgo (Alemania), unos
votoHoy nos enteramos de que dos meses después de las últimas elecciones generales, los españoles que viven en el extranjero denuncian que les siguen llegando con un retraso de sesenta días las papeletas que deberían haber utilizado para ejercer su derecho democrático al voto. Únicamente un 4,7 por ciento de los residentes ausentes pudo hacerlo el pasado 20 D.