expectativas

Está claro que estamos ante un mes de cambios. Independientemente de que iniciemos un curso escolar o no, septiembre significa
pigmalionEl mito griego del escultor que se enamora de su propia estatua ha dado pie a uno de los conceptos de la psicología más interesantes, que explica una parte muy importante del comportamiento humano: cómo las expectativas que otros tienen sobre nosotros pueden afectarnos, llegando incluso a modificar nuestro comportamiento.
Nunca antes, en democracia, se había visto el futuro tan negro en sus diversas concreciones: de país, económico, político y personal o familiar. Es más, estaríamos ante una sociedad que no ve futuro y que desconfía de su futuro y de las instituciones. Y esto sí es responsabilidad de los Gobiernos.