expedicion

trineoCuando escribimos estas l√≠neas, nos quedan apenas 280 kil√≥metros para el final y estamos inmersos en una peque√Īa tormenta, con el trineo pr√°cticamente enterrado y visibilidad nula. No vemos a dos palmos, as√≠ que no podemos movernos hasta que esto mejore y pasamos el rato jugando al ajedrez, leyendo, tomando t√©...
groenlandiaLa noche después de dejar el Summit Camp, el GPS nos indicó en un momento dado del viaje que estábamos a 3.240 metros de altitud, el auténtico techo de la gran isla ártica. Estar donde tan pocos seres humanos han puesto los pies antes que nosotros provoca ese cosquilleo especial que ha impulsado desde siempre a nuestra especie, exploradora por naturaleza.
trineoCuando leáis nuestro post, seguramente estaremos ya en la Cumbre de Groenlandia, hasta donde nos habrá traído el Trineo de Viento. Ahora mismo estamos a 3.150 metros de altitud, a pocos kilómetros de la base científica norteamericana Summit Camp. Nada hay en cientos de kilómetros alrededor, más que hielo y nieve. Y viento, ese combustible que nos ha permitido llegar hasta aquí.
larramendiCuando le√°is este post, estaremos navegando por la inmensa soledad del hielo del √Ārtico. Impulsados por el viento durante veinte de las veinticuatro horas del d√≠a. El jueves por la tarde, un helic√≥ptero nos dej√≥ a 1.400 metros de altitud. A los seis y a nuestro Trineo de Viento. Insignificantes pulgas en la inmaculada blancura que nos rodea.
expedicionEl lunes aterrizamos en Kangerlussuaq, al oeste de la isla √°rtica. Pese saber que este a√Īo el deshielo se ha adelantado, no est√°bamos preparados para lo que nos esperaba en esta localidad, la m√°s cercana a nuestro punto de partida. El calor es casi agobiante. De hecho, de d√≠a estamos en en manga corta, y sudando en cuanto nos ponemos a preparar el Trineo. Es la peor noticia posible.
mujeresEs fundamental proteger el √Ārtico de la codicia de unos pocos gobiernos, compa√Ī√≠as petroleras y pesqueras que pretenden aprovecharse de una forma indecente de los efectos que el cambio clim√°tico esta produciendo en sus heladas aguas.
El sábado 13 de julio, un grupo de 15 personas llegaron a Groenlandia, al sur del círculo polar ártico, para mostrarnos la belleza de estas tierras y la forma de vida de los Inuits y cómo por los efectos del cambio climático, sus formas de vida se están viendo amenazadas.