fiestas orgullo gay

Porque a veces no ha sido fácil y otras no lo serán, siéntete orgulloso por todos esos momentos en que has dicho: "Soy lesbiana", "soy gay", "tengo novia/novio", "me gustan las mujeres/los hombres", por cada vez que has cogido la mano o has dado un beso en público.
Las fiestas del Orgullo Gay dejan muchos millones y ofrecen la imagen de una ciudad abierta. Pero eso no les gusta a los políticos locales ultra conservadores, más bien les disgusta y mucho. Prefieren vernos más pobres, pero más heterosexuales y más aburridos.