financiacion-idi

Hay quien consigue financiación europea para una investigación y tiene que regalarla porque las instituciones españolas no la quieren. Es la kafkiana situación que vive el físico catalán Javier Buceta, de 44 años, otro cerebro de los que se rifan en el extranjero y en España está al punto del despido.
Somos nosotros los que hemos estado estudiando sin parar mientras trabajábamos. Somos nosotros los que hemos dedicado más de la mitad de nuestra vida a la investigación. Los que defendimos nuestras tesis con el ánimo de que empezaríamos una carrera sólida. Somos nosotros a los que han condenado a la cola del paro.