fringe

florentino diaz europa pasajes Madrid tiene su Frinje, con jota. Festival que, a pesar del calor veraniego con el que siempre coincide, atrae una marea de profesionales, jóvenes en edad y/o en espíritu, a las Naves del Matadero de Madrid, y que a poco que uno se deje, es capaz de ofrecerle belleza y emociones.
Pocas series pueden presumir de haber salido ilesa de mil batallas como Fringe pero, algún día, como le ocurre a todo buen soldado, tenía que llegar la retirada del frente. Y se ha ido con la cabeza más alta que baja, a pesar de todos los dimes y diretes creativos por los que esta ficción de la factoría de JJ Abrams ha pasado en los dos últimos años.
El pasado viernes 18 de enero Fox emitió en EEUU los dos últimos capítulos de Fringe, al menos en este universo. Era la crónica de una muerte anunciada, pero anticipar no ayuda a superar la pérdida. Lo único que, tal vez, puede servir para sobrellevar el duelo es recordar los grandes aciertos durante las cinco temporadas.
La serie Juego de Tronos reina en las librerías, en las cadenas de televisión y en las redes de intercambio de archivos. Según
En la residencia de los Clinton en Chappaqua cundió el pánico cuando J.J. Abrams estrenó 'Fringe'. ¿Y si la población empezaba a hacerse preguntas? Porque las realidades paralelas existen.