fuego-y-cenizas

Esta semana Pedro Sánchez se examina de nuevo, no sólo en el Parlamento donde protagonizará su primer cara a cara con Mariano Rajoy, sino ante el Comité Federal, máximo órgano entre congresos del PSOE. Allí se espera que, además de explicar los motivos de su primera promesa incumplida -la no celebración de primarias en noviembre para elegir candidato a la Presidencia del Gobierno-, esboce las líneas maestras de lo que él llama un "proyecto de cambio al rescate de la clase trabajadora".
En algunos países, no se perdona. En otros, apuntala futuros éxitos. El fracaso como concepto es algo relativo y maleable