FUGA PRESOS

Uno cumplía condena por varios ataques mortales, incluido un atentado contra la sede del partido Likud en 2002 que mató a seis personas.