futbolistas

Si hay algo que siempre me ha gustado del f√ļtbol, es su capacidad para poner de acuerdo a personas que hablan distintas lenguas. Once t√≠os, criados en idiomas diversos, han de entenderse para lograr un bien com√ļn. Ya lo dec√≠a Mandela: el deporte tiene el poder de transformar el mundo.
Durante el partido de este martes con el Barcelona, futbolistas como el italo-egipcio Stephan El Shaarawy, M'Baye Niang o
Todos los veranos, la misma historia. Los clubes de f√ļtbol bucean en el mercado en busca de los jugadores que les permitan afrontar la siguiente temporada con las ilusiones renovadas.
Dec√≠a el t√©cnico argentino Gustavo Alfaro que "en el f√ļtbol no hay recetas que te garanticen el √©xito ni hay medidas para prevenir el fracaso". Este axioma sirve para la mayor√≠a de los casos, pero hay algunas raras avis que escapan a esta afirmaci√≥n.
Tres enlaces -uno de ellos la celebrad√≠sima boda de Andr√©s Iniesta-, un parto (Jes√ļs Navas, padre de un ni√Īo) y muchos actos
¬ŅNecesitas alguna raz√≥n m√°s all√° del f√ļtbol para seguir con atenci√≥n la Euro 2012? Las im√°genes de los jugadores m√°s guapos